blog

Mobile World Congress 2020: respiración contenida

MWC2020 Crisis

La crisis del MWC 2020 nos ha tenido a muchos con la respiración contenida y tiene tantos flecos para analizar que me ha costado decidir cómo iba a centrar este artículo. Así, que me voy a detener en 4 reflexiones.

1.  El principio de precaución

La compañía coreana LG Electronics fue la primera en aplicar el principio de precaución en su difícil decisión de anular su asistencia al gran evento de la tecnología mundial (ver comunicado). Aplicando el mismo principio se fueron sumando, en modo goteo, el resto de las empresas que anularon su asistencia como, por ejemplo, AT&T, Sony, Vodafone, Ericsson, Intel, Cisco, Rakuten o Facebook, y así hasta una veintena.
El principio de precaución es un principio base de prevención y gestión de crisis. Pero la extensión de su aplicación puede depender de la cultura de crisis de la compañía, de las presiones internas (de sindicatos, empleados o accionistas) y/o de cómo valora ésta los riesgos y su potencial repercusión en el negocio, el medio ambiente, las personas y la Reputación.
Hasta aquí nada que decir. Lo que me ha sorprendido sobre manera es que algunas de estas compañías que han anulado su asistencia al MWC, sí asisten a otros eventos de público masivo en un espacio cerrado, con muchos feriantes y visitantes provenientes de distintos lugares del mundo, entre ellos China. Me refiero concretamente al Integrated Systems Europe 2020 (ISE) que se ha celebrado en Ámsterdam del 11 al 14 de febrero y donde sí han acudido participantes que han anulado su asistencia al MWC, por ejemplo, la japonesa Sony. Si bien, es verdad que otros han mantenido la coherencia (otro principio básico en gestión de crisis) como LG Electronics que tampoco ha querido acudir a la cita en los Países Bajos por los mismos motivos que alegó para cancelar su cita en Barcelona.

2. Salud, Reputación y el efecto dominó.

El coronavirus 2019-nCoV fue declarado alerta sanitaria internacional el 30 de enero por la Organización Mundial de la Salud, pero no se ha declarado la situación de pandemia global. Por eso, la máxima autoridad sanitaria en la materia no ha recomendado la anulación de eventos, viajes o movimientos de personas y mercancías a nivel global (todo esto a fecha de la publicación del artículo). Así, los motivos sanitarios alegados por las compañías, aunque totalmente legítimos, no parecían estar justificados de acuerdo con la posición de la OMS. Si bien, el riesgo 0 nunca puede garantizarse y las empresas que han ido abandonando el MWC no estaban dispuestas a asumir esa posibilidad de riesgo, fuera del porcentaje que fuera. Esto nos lleva a la Reputación, porque al final la valoración que ha hecho cada empresa del impacto reputacional de una activación del riesgo es lo que ha acabado determinando una decisión de abandono del evento, poniendo así la Reputación por delante de las pérdidas económicas y el coste oportunidad. Si bien, y esto es importante, no hago el mismo análisis de la decisión de LG Electronics que fue la primera, y la que abrió la veda, que de la decisión de las últimas que se sumaron al carro, en parte – seguramente- por el efecto dominó.

Una vez estalla la crisis por las cancelaciones en cadena, se requería una actuación pautada y muy firme y una comunicación de crisis muy clara y más proactiva.

3. El problema no ha sido la crisis, sino la gestión de la crisis

Me hubiera gustado (porque había mucho en juego) percibir que el organismo organizador del MWC, el GSMA, tenía un plan de contingencia (luego crisis) pre-diseñado, y no frente al Coronavirus (que también), sino frente a la desbandada de empresas, y ello desde el momento en que el Coronavirus fue declarado alerta sanitaria internacional el 30 de enero. Además, una vez estalla la crisis por las cancelaciones en cadena, se requería una actuación pautada y muy firme y una comunicación de crisis muy clara y más proactiva. Pongo un ejemplo de esa falta de pauta y firmeza: LG Electronics anuncia su retirada el 5 de febrero, empieza el goteo de cancelaciones y no es hasta el miércoles 12 de febrero (¡8 días!) que el GSMA anuncia una reunión de urgencia (véase Comité de Crisis) para decir, por la mañana, que mantiene el WMC y, por la tarde, que lo cancela.

Me pregunto si una buena y eficaz gestión de crisis hubiera salvado al MWC 2020 de la quema. Probablemente.

4. MWC 2021

Ya ha empezado el baile de las reclamaciones, de las posibles demandas y de la activación de las pólizas de seguros. GSMA ya ha dejado claro, en su rueda de prensa oficial de cancelación del MWC 2020, que el asunto era cosa de fuerza mayor, a ver si así capea este temporal jurídico y económico que se le viene encima. Esta es otra crisis que empieza ahora, silenciosa y mucho menos mediática que la de la desbandada de empresas, pero no por ello menos importante. Temas judiciales y de seguros van para largo, cubriendo todo lo que queda del 2020 y seguramente llegando hasta la próxima edición. Sí, sí… todos están comprometidos con la próxima edición, no lo dudamos, pero las relaciones entre los actores protagonistas: GSMA, clientes, Fira Barcelona y proveedores del MWC llegarán al MWC 2021 tensionadas y en estado de agotamiento por la batalla judicial. Importante que piensen en ello y se preparen con tiempo.  

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *