blog

Entrevista en Mujer Emprendedora

María José Adamuz y Miriam Omedes

“Es fundamental ver la gestión de crisis no como un lujo, sino como una inversión”

 

MO&MA, una consultora que va mucho más allá de la comunicación de crisis

María José Adamuz y Miriam Omedes se conocen desde hace más de 17 años. Abogada de empresa, especializada en administración pública, María José ha sido, durante 14 años, la responsable jurídica y de crisis de la división de aguas del Grupo Danone en España. Por su parte, Miriam, también es jurista de formación, estuvo seis años en la agencia de PR Weber Shandwick como directora de Cuentas y lleva más de 18 años en el mundo de la consultoría de la comunicación corporativa y de crisis.

Tras trabajar juntas durante muchos años en una relación cliente-consultor, explican que se dieron cuenta de que el mercado necesitaba enfocar la preparación y la gestión de la crisis de otra forma, de una manera más integrada, y yendo más allá de la comunicación de crisis, como un elemento diferenciador clave. Por eso, hace aproximadamente un año, decidieron poner en común sus conocimientos y crearon MO&MA Crisis Management Consultants, con el propósito de crear un concepto innovador, un servicio de consultoría de preparación y gestión de crisis que integra las tres piezas clave de la crisis: el negocio, la comunicación y la parte legal de la crisis.

Háblennos de la creación de MO&MA

María José Adamuz: MO&MA nace con el objetivo de ayudar a las organizaciones a preparase y a gestionar sus crisis de una forma estratégica integrando el negocio, la comunicación de crisis y la parte legal de éstas. Nuestro mayor logro es conseguir generar una cultura de preparación y gestión de crisis en nuestros clientes, que forme parte de su cultura global y con la finalidad última de proteger su reputación corporativa.

Lo que nos llevó a unirnos es, primero, que tenemos una excelente relación personal, confiamos mucho la una en la otra y somos muy complementarias a nivel profesional. Y, segundo, que entre las dos cubrimos con creces -desde la seniority– esas tres piezas clave de preparación y gestión de crisis que comentábamos: porque entendemos cualquier negocio muy rápidamente, porque las dos somos juristas y porque llevamos muchos años preparando y gestionando crisis desde su vertiente comunicativa. Y, por supuesto, porque, con la unión de nuestros perfiles, sabíamos que podíamos ofrecer un servicio diferenciador e innovador en el mercado.

Tal y como indican, ofrecen un concepto de consultoría estratégica innovador y único en el mercado. ¿En qué se traduce?

Miriam Omedes: Nosotras hablamos de preparación y gestión de crisis 360º. No nos limitamos a la comunicación de crisis, sino que analizamos el negocio, la comunicación y la parte legal de la crisis. También revisamos los temas a tener en consideración desde un punto de vista de sector. Tras hacer todo esto, preparamos a la empresa u organización para la crisis teniendo en cuenta el binomio comunicación/legal, que, por experiencia, sabemos que son dos aspectos siempre esenciales. Y, además, también podemos decir que interactuamos directamente con la estrategia de la empresa porque nuestro análisis implica que entramos a fondo en el negocio con la identificación de los riesgos presentes y futuros susceptibles de generar una crisis. Por ejemplo, también revisamos los Business Continuity Plan (BCP) dentro de esta metodología. Y, gracias a nuestro conocimiento del mundo de empresa, gestionamos todo el proceso de una forma muy rápida y flexible.

¿Cuál es el plan de acción a seguir para construir una cultura de gestión de crisis basada en la preparación, la formación y la gestión estratégica?

María José Adamuz: El plan de acción es muy fácil… prepararse, prepararse y prepararse… Esa preparación continuada a la crisis debe enfocarse como un proyecto de empresa, un proyecto corporativo, y ese enfoque es lo que nos permitirá ir creando esa cultura de preparación a la crisis. Pero, lo primero, y más importante, es tener claro qué enfoque relacional tiene la dirección de una empresa u organización con el tema de la crisis. Es fundamental que partamos de una sensibilidad y de que la preparación continuada y la gestión de crisis no se vea como un lujo, sino como una inversión. A veces, esa es la barrera más difícil. Ese punto de partida es clave para que podamos entender por dónde empezar a construir.

En casos de crisis: ¿qué pasos recomendarían llevar a cabo? ¿En qué consiste su Programa de Preparación y Gestión de Crisis (PPGC)?

Miriam Omedes: Nos estáis formulando dos preguntas en una: la primera se refiere a la gestión de crisis y la segunda a la preparación ante situaciones de crisis. Respecto a la primera, escenarios de crisis hay muchos y todas las crisis son únicas. No hay dos iguales, si bien, algunas tienen procesos de gestión bastante estandarizados como puede ser una retirada de producto de gran consumo del mercado o un ciberataque. En otros casos, las crisis son más específicas y pueden requerir de cierta creatividad y con esto nos referimos a pensar out of the box, por ejemplo, un bulo muy viral en redes sociales o el incendio de una fábrica. Pero ante cualquier crisis debemos tener claras y bien definidas algunas cuestiones como: ¿A qué grupos de público (o stakeholders) afecta o impacta la crisis? ¿Qué necesito hacer para cada uno de ellos a nivel de materiales, actuación, etc.? ¿Cuáles son mis mensajes de crisis? ¿Cómo puede evolucionar el escenario y cómo debo prepararme a una posible escalada de crisis? ¿Impacta esta crisis en mis relaciones jurídicas presentes y/o futuros (proveedores, clientes, operaciones corporativas, etc.)? ¿Debo interactuar con la administración pública? etc. Hay puntos prioritarios a tratar en la gestión de cualquier crisis que nunca debemos saltarnos si queremos conseguir una gestión rápida, eficaz, responsable y con el menor impacto en nuestro negocio y reputación.

Respecto a la segunda pregunta, el Programa de Preparación y Gestión de Crisis (PPGC) significa “montar todo el sistema de crisis” de una determinada organización, que va desde una fase de análisis y auditoría, pasando por la definición de los ejes clave de gestión de crisis (posibles escenarios, organización del equipo, niveles de crisis, entre otros), los procesos, el listado de contactos clave, etc., hasta la formación en gestión de crisis, siempre a varios niveles de la organización, y no solo a nivel directivo.

Fuera ya del Programa de Preparación y Gestión de Crisis, la parte de preparación a la crisis también puede estar relacionada con la contingencia. Aquí nos referimos al asesoramiento que también ofrecemos en proyectos corporativos estratégicos mediante la elaboración de planes de contingencia que ayuden a identificar, controlar y minimizar sus riesgos inherentes. Por ejemplo, la venta de una división de negocio o de una fábrica, una reestructuración, un ERE, una deslocalización, un cierre de empresa, una salida a bolsa, etc. En estos casos, nuestra formación jurídica es especialmente apreciada y una ventaja muy competitiva. Y no se trata de llevar la parte legal de la operación en sí, sino de entenderla perfectamente para, así, poder identificar los riesgos legales/reputacionales que se deriven y gestionarlos de forma conjunta con los departamentos encargados (Corporate Affairs, Asesoría Jurídica, Recursos Humanos, Compliance y/o M&A, entre otros).

¿Cuál es el perfil de sus clientes? ¿En qué sectores están especializadas?

María José Adamuz: Trabajamos para todos los sectores y todo tipo de organizaciones de cualquier tamaño, aunque el grueso de nuestros clientes es la multinacional de sectores varios: farmacéutico, gran consumo, industrial, distribución, etc. Nuestros perfiles y seniority nos permiten entender cualquier negocio, sector y estructura organizativa de forma muy rápida y eso hace que podamos dar respuesta y asesorar ante cualquier necesidad en materia de preparación y gestión de crisis.

“Nos gusta mucho hablar del concepto boutique para nuestra consultora”

¿Qué les diferencia de la competencia?

Miriam Omedes: Primero habría que preguntar: ¿quién es nuestra competencia? Al ofrecer un concepto innovador y actualmente único en el mercado, es difícil responder a esa pregunta. Lo que seguro podemos afirmar es que no somos una agencia de PR o de comunicación. Somos una consultora que va mucho más allá de la comunicación de crisis integrando, como ya hemos explicado, las tres piezas claves de ésta: el negocio, la comunicación y la parte legal. Y, además, nuestro perfil profesional también es un elemento diferenciador. Cuando una empresa nos contrata puede estar segura de que tenemos la suficiente experiencia como para detectar de forma ágil, rápida y flexible cuál es la situación y cómo actuar de forma rápida. Somos siempre nosotras quienes atendemos al cliente y llevamos los proyectos, por lo que éste tiene asegurados dos perfiles seniors con mucha experiencia. Por ello, por ese nivel de atención personalizada y especialización que ofrecemos, nos gusta mucho hablar del concepto boutique para nuestra consultora.

¿En qué casos recurren a profesionales especializados expertos?

María José Adamuz: Recurrimos a profesionales especializados expertos cuando el proyecto lo requiere, pero siempre con nuestro liderazgo en la gestión y atención al cliente. A veces, la gestión de una determinada crisis puede necesitar de un perfil determinado o de un servicio especializado. Para ello, tenemos una red de colaboradores de nuestra máxima confianza, en los que la seniority también está asegurada. Por ejemplo, en un caso de ciberataque podríamos necesitar informáticos especializados para asegurar la continuidad del negocio o abogados criminalistas en el caso de que se detecte el autor y debamos iniciar acciones legales.

Tras un año desde la creación de MO&MA, ¿qué balance hacen?

Miriam Omedes: Muy bueno. Hemos tenido mucho trabajo, hemos construido nuevas relaciones profesionales y también hemos aprendido qué debemos mejorar para seguir creciendo y consolidándonos. Pero la lucha es diaria, y lo que si tenemos claro es que la calidad de nuestro trabajo y la personalización en nuestros servicios va a seguir siendo clave.

¿Qué opinan de la experiencia de emprender?

María José Adamuz: Como cualquier proyecto de emprendeduría da un poco de vértigo a veces, pero siempre es un reto, cada día lo es, y eso nos estimula mucho. Somos muy poco dadas a quedarnos en nuestra zona de confort y nos encanta lo que hacemos.

¿Podría hablarnos de sus proyectos a corto y largo plazo?

Miriam Omedes: A largo plazo nos vemos, lógicamente, más consolidadas, y MO&MA, Crisis Management Consultants, convertida en un referente en el mundo de la consultoría de empresa en relación con la gestión de crisis. Pero, tanto a corto como a largo plazo, lo que sí es muy importante para nosotras es seguir ofreciendo proyectos personalizados, adaptados a cada empresa, a cada situación de contingencia o de crisis donde la seniority siga asegurada para todos nuestros clientes.

María Cano Rico

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *